Le coeur du masturbateur

Michael Salerno (2022)

En su nuevo film, Le coeur du masturbateur, Michael Salerno destila las formas bressonianas en pos de abordar un tema tan rico, delicado y controversial como el suicidio. Siguiendo la estela de sus anteriores cortometrajes y de la línea editorial de sus publicaciones en kiddiepunk.com, al autor australiano afincado en Francia consigue transmitir la inquietud a través del sosiego, tomando la violencia en breves arrebatos que no perturban la superficie calmada de la obra.

Profundamente triste, desnuda en su habilidosa puesta en escena, llena de vacíos conscientes y de cálida «frialdad» modélica, Le coeur du masturbateur se abre en canal, dejando brotar la sangre de un cuerpo joven y bello, pero lleno de cicatrices. Así como Dennis Cooper y Zac Farley concebían una especie de vía alternativa para tratar el tema del suicidio entre adolescentes en su incomprendida Permanent Green Light (2018), Salerno prescinde de psicologismos obviando lo paternalista o lo sentimentaloide y consiguiendo llegar a una suerte de emoción real, verdadera a través de cada imagen y su sugerencia. Planos como los de el joven protagonista en el pupitre de la escuela, en la ducha o en su cuarto generan emociones no por su interactuación con otros personajes, ni por ningún tipo de desequilibrio social, ni siquiera por una frase concreta… sino por la manera de encuadrar y reencuadrar, por la aparición o desaparición de la música, por el ángulo cenital o por cada inciso y movimiento de cámara, por cada corte. Las virtudes de la cinta son comparables a lo melancólico y a la vez apasionante de su propuesta. El uso del color, por ejemplo, siempre está en sintonía con el estado anímico generado en la escena y volcado en el personaje. A medida que este va completando las fases de un juego online para llegar a suicidarse al cabo de cincuenta días podemos observar su rutina, su día a día casi maldito y con un fuera de campo que nos habla de muchos problemas más allá de su carga personal.

Al adentrarse en el corazón de una persona solitaria se deben tener en cuenta una serie de aspectos como el respeto, la comprensión y la superación de cierto miedo. Porque en términos generales, los parias, ya sean adolescentes o películas, requieren de un esfuerzo extra que seguro tendrá numerosos frutos dulces por desconocidos. Le coeur du masturbateur debería ser vista por mucha gente, pero tampoco pretendemos hacer de paladines del audiovisual educativo… Quizá de momento tan solo nos quedemos quietos, avanzando en un aparente detenimiento al ir las imágenes de nuestro alrededor hacia detrás, como algunas escenas de la película que parecen sugerir un revés en el devenir del tiempo, imposible, pero hermoso en su desaceleración continuada.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s