Punto de Vista 2021: Sección oficial 10

La décima y última sesión de películas a competición dentro del Festival Punto de Vista comprenden una serie de seis títulos rodados en celuloide (exceptuando Labor of Love de Sylvia Schedelbauer). Dentro del súper 8 encontramos films como Excerpts I [Though I now depart…] de Jorge Suárez-Quiñones Rivas mientras que otros como Amaryllis – a study de Jayne Parker están filmados en 16 mm.

Amaryllis – a study (Jayne Parker, 2020)

El caso de la película de Parker es genuino, no solo por su manera de filmar las flores (elemento clave en ciertos cines experimentales como los de Rose Lowder, Claudio Caldini o Marie Menken) sino por la forma de penetrar en sus detalles y convertirlas en paisajes en sí mismas. La finura y belleza de las amarilis que se exploran a modo de cosmos cromático componen absolutos espacios de regocijo mediante un montaje tan dialogante como pragmático. Los planos de Amaryllis – a study son pura abstracción fragante que se sitúan entre los albores de la formación floral y el amplio microcosmos que puede haber en un primer plano. Las flores son los modelos cuyos «rostros» encapsulados tienden a la armonía de manera insospechadamente hermosa. ¿Cuándo hemos visto flores así? ¿Cuándo hemos experimentado la mirada de un pistilo o de un estambre envuelto en un haz de color mientras las sombras dibujan facciones que hacen que gesticulen a partir de su estado inerte? Este gesto que nace de la contemplación directa de la materia trascendida a la fantasía se contrapone a la manifestación radical que opera en los espacios parpadeantes de Labor of Love. La película de Sylvia Schedelbauer, que lleva aún más lejos el flickering multicolor de Wishing Well (2018), se comprende como una suerte de estímulos cambiantes e imparables que dan forma al espíritu New Age propio de una psicodelia estupefaciente. Al margen de abusar de la simetría perfecta, de los colores vibrantes y del ritmo desenfrenado, la película que se inspira en la genial Love’s Refrain de Paul Clipson concatena el estupor del croma con el hipnotismo para desenvolverse entre las fisuras de una mente nerviosa y no menos expandida.

Signal 8 (Simon Liu, 2019)

Todo lo que puede tener la cinta de Schedelbauer de fuego artificial, lo tiene Signal 8 de prevención contra esa pirotecnia. La película de Simon Liu nos advierte de una tormenta inminente que se acerca para explotar en una ráfaga de fuegos artificiales de cara al final. Una noche en Pekín con sus luces artificiales que se abstraen de una realidad social escondida hasta unirse con las notas musicales del lamento. Una oda a la luminosidad que hace de la noche algo incandescente pero vacío, un aviso para ver más allá de los escenarios y centrarse en los movimientos. Y cuando se habla de movimientos, es imposible no pensar en Obatala Film de Sebastián Wiedemann, una obra de la que ya hablamos en el texto sobre Obscuritads pero que merece la pena abordar un poco más. Partiendo de su interés por el pueblo yoruba, Wiedemann compone un film que se mueve entre el trance de un ir y venir perpetuos y la presencia de un ritmo musical y físico. De esto surge una trascendencia casi devocional que explora las derivas de la gente al ver al dios Obatalá y sus chispas de luz en una noche de festejo ritual. Algo críptico que encierra una atracción similar a la que ofrece Pseudosphynx de Ana Vaz. En esta película se concatena la visión repetida de unas polillas con la ilusión de un significado concreto. Escenas de personas en la noche, fotografías comunes de gente hablando que pueden inducir a algo más… quizá un mimetismo o una metamorfosis a partir de las imágenes de orugas y posteriores polillas en movimiento. Lejos de elaborar a partir de lo que filma, lo que hace Vaz es dejar que los nexos los forme el espectador y así mantener el misterio y su personalidad de forma tan interesante como vaga.

Por último, el film de un director muy apreciado en este blog se presenta como un viaje de extractos que nunca parece terminar. Excerpts I [Though I now depart…] de Jorge Suárez-Quiñones Rivas continúa explorando sus intereses por Japón mientras adapta una forma diferente. La repetición de un poema recitado por el propio cineasta en tres idiomas distintos (español, inglés y japonés) se intercala con unas imágenes de viajes, extractos de extractos… Con una lánguida y neutra voz, Suárez teje un velo en base a sus recuerdos, una memoria del retorno y de la tristeza que hilvanan lo nervioso con la pena. Aunque no es una película que destaque dentro de la filmografía del joven cineasta, Excerpts I [Though I now depart…] prepara el terreno para una ficción que se amplía en torno a los documentos personales y que contará con más entregas en un futuro.

Crónica de la novena y última sesión de la sección oficial del Festival Punto de Vista (2021)
Labor of Love (Sylvia Schedelbauer, 2020)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s