La Inesperada 2021: Cuadecuc

Una revuelta sin imágenes (Pilar Monsell, 2020)

Tres de las películas de la sección Cuadecuc se integran en torno a la representación individual de la memoria y el presente. Correspndencia de Carla Simón y Dominga Sotomayor, Elena Universo de Marga Almirall y Una revuelta sin imágenes de Pilar Monsell. Esta última es un alegato feminista que parte de una revuelta iniciada por mujeres en la España del siglo XVII, concretamente en Córdoba. Un hecho del que no hay imágenes de ningún tipo. Por esto, Monsell se centra en la imagen pintada, los retratos de otras mujeres que se conectan con las miradas de las paseantes del museo. ¿Es la Historia un juego de miradas? ¿De puntos de vista? Monsell escoge los retratos pintados por Julio Romero de Torres para dar rostro a esas mujeres cuyos hijos murieron de hambre en sus brazos. Apropiándose del arte para dotar de imagen al silencio, logra componer un dueto entre las mujeres del presente y las del pasado. Dentro de un marco cultural común, la obra de Monsell funciona muy bien, pero ¿qué sucede cuando se intercambian, no solo los puntos de vista, sino también la situación de dos culturas en el presente? Carla Simón y Dominga Sotomayor continúan en Correspondencia la serie de dípticos iniciados involuntariamente por Víctor Erice y Abbas Kiarostami en su serie de correspondencias fílmicas. Hasta hoy, los cineastas españoles José Luis Guerin, Fernando Eimbcke, Jaime Rosales, Albert Serrae e Isaki Lacuesta han mantenido sus correspondencias filmadas con Jonas Mekas, Kim So-yong, Wang Bing, Lisandro Alonso y Naomi Kawase respectivamente, además del citado Erice quien tuvo la idea de enviar una carta filmada a Abbas Kiarostami en 2005. Carla Simón trata el texto escrito sobre la imagen personal mientras que Sotomayor habla de la situación social y política de su país (Chile). Escenas de la revolución se mezclan con las apacibles jornadas en el campo español y una increíble distancia se abre entre ambas cineastas. Simón se pregunta si es posible ser madre y cineasta a la vez mientras que a Sotomayor le resulta difícil pensar en tener hijos cuando en su país los perdigones dejan ciegos a los más jóvenes… Partiendo de una total libertad, Correspondencia se acerca a un diálogo único entre países con situaciones diferenciadas. La memoria personal se une a la distancia social que se amplía a una escala emocional. Una interpela a la otra de manera inconsciente y se genera una repetición de ideas que parten de distintos puntos de vista y de oído.

La repetición es un tema principal en la mayoría de películas de la sección Cuadecuc. En Elena Universo de Marga Almirall, las imágenes de archivo familiar se rebobinan una y otra vez para crear bucles de movimiento mientras las palabras superpuestas se repiten en una especie de eco artificial. Siguiendo la estela anterior, la que habla de una mujer y su visión particular del tiempo que le ha tocado vivir, Almirall ofrece un vistazo a la regeneración de la personalidad por medio de una memoria móvil que se forma por montaje. La realizadora compila imágenes hechas en súper 8, comunes pero de una belleza inocente arrebatadora, para construir una persona a través de su estructuración. En forma de autoanálisis, esta introspección logra ver más allá de su propia pretensión individualista y alcanza a mostrar una cara del paisaje social desconocida. Otras dos películas que componen la muestra del individualismo más radical son Homenaje a Judas (Homenatge a Judes) de Manel Raga y Piedra patria (Pedra pàtria) de Maciá Florit. Por un lado, Raga mezcla un sonido precario con el blanco y negro de una imagen sucia para narrar una experiencia personal. En su pueblo natal se lleva a cabo la tradicional representación teatral de la Pasión y él recrea el evento recalcando la importancia de los actores populares. Florit, por otro lado, vuelve a su Menorca natal en un viaje de autorreconocimiento dividido en cuatro partes (que se corresponden con los tipos de roca de la isla). Parece que la película dice mucho menos que él ya que su voz es el motor principal que guía a unas imágenes compuestas por sentimientos privados; y, aunque tiene algunos momentos de grandeza, poco hay más allá de la búsqueda de identidad ligada a su familia y a su individualidad.

y un gato de porcelana (Juana Robles, 2020)

Volviendo al tema de la repetición, la película que sin duda hace mejor uso de ella es OJOS / OJOS / OJOS / OJOS de Albert García-Alzórriz. Partiendo de Kafka y su «Prometeo», se elabora una tesis en torno a los líderes del siglo XX y sus estatuas derribadas. En un centro de investigación que parece subterráneo, una cueva llena de sombras permanentes, una serie de sacudidas hacen que las piedras caigan al suelo… o eso parece, ya que en ningún momento las piedras se ven caer, sino que ya están allí. El «engaño» de García-Alzórriz, que parte de la ilusión mágica de una forma intrigante, es de los más interesantes de la sección. Este proyecto que se repite en un círculo vicioso, comparándose con la propia Historia, va de espacios y puntos de vista suprimidos por la totalidad objetiva de las piedras. Estratos que parecen hablar por sí mismos, que hablan del pasado sin necesidad de elaborar tesis y que auguran un futuro no demasiado distinto. La destrucción de las imágenes es la construcción de otras, parece vislumbrar el film.

La película de García-Alzórriz se entiende a partir de la materia prima que reduce el sueño de una revolución a añicos o que termina con el terror para que algo más resurja de sus escombros… Algo que trata también, de manera estimulante, y un gato de porcelana de Juana Robles (de la que ya hablamos brevemente durante el Festival des cinémas différents et expérimentaux de Paris). Aquí las ruinas del pasado de España se convierten en registro pétreo del silencio. Con la pieza de Bo Anders Persson sonando en paralelo se conjugan la melancolía y el trazo del tiempo, la huella de una bomba, de un disparo, de la guerra civil que se convirtió en mito gracias al cine de los años setenta y ochenta. Como el western en Estados Unidos, la Guerra Civil ha dado un sinfín de películas en España, pero ninguna como esta. Más allá de las historias, y un gato de porcelana es la Historia que queda todavía viva. Un vistazo al recuerdo por medio de la fisicidad del hoy, sin pretensiones ni aspavientos.

OJOS / OJOS / OJOS / OJOS (Albert García-Alzórriz, 2020)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s