Once Removed (Festival Punto de Vista 2020)

Lawrence Abu Hamdan (2019)

Once Removed es un ejercicio entre la instalación y la entrevista, un diálogo narrado en una sala amplia y oscura, donde las fotografías coleccionadas por Bassel Abi Chahine durante toda una vida se suceden como diapositivas del pasado mientras el propio Abi Chahine es entrevistado por un hombre que a veces lo toma en serio y otras parece que le sigue la corriente. Y no es extraño, pues Abi Chahine dice ser la reencarnación de un soldado del Ejército Popular de Liberación del Líbano, fallecido en los setenta.

Mientras uno hace preguntas, el otro responde, alegando que es capaz de recordar sucesos de antes de que él naciese, en la época en que era un joven soldado. Entre los drusos —minoría religiosa perteneciente a la religión islámica— las creencias en la reencarnación son dogma y el ejemplo viviente de Abi Chahine se utiliza para hacer un ejercicio de memoria bastante desconcertante pero tedioso. Los planos redundantes y absolutamente televisivos hacen que la conversación pierda el interés que tenía y reduce las fotografías a anécdotas aún estando en un primer plano compartido por las sombras de los hombres que poco a poco se van iluminando. Este juego pseudo-platónico me lleva a pensar que quizá la obra pueda leerse también como una ficción en la que dos actores recrean un escenario para hablar del pasado. Y no sería descabellado porque hay indicios de que así sea. El hecho de que ambos estén guionizados por el director denota una preparación previa en las fluidas preguntas y respuestas que dan cabida a una interpretación de la obra como un falso documental o directamente como una ficción periodística.

Sea como sea, está bastante claro que el propósito del film, sea real o no, no es convencer de que la reencarnación existe, sino narrar a través de imágenes. Y ahí es donde Once Removed resulta soporífera tratando de centrarse en las fotografías y en la figura de Abi Chahine al mismo tiempo, sin ofrecer ningún punto de conexión entre ambos salvo lo que se está contando, que no precisa de la presencia de nadie —a menos que la teoría de la ficción sea la correcta—. Podría resumirse en que parece una entrevista al estilo “Cuarto Milenio” pero con menos misterio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s