Jyoti and Joymoti

Mehdi Jahan, 2018

vlcsnap-2020-01-25-12h34m11s483

El cine indio más marginal está dando frutos tan variados como hermosos. Si hace unas semanas reseñábamos Sakhisona de Prantik Narayan Basu, hoy echaremos un vistazo a la compleja y bella Jyoti and Joymoti de Mehdi Jahan.

En la región de Assam, en la India, un soldado rebelde muere y tras quedar tumbado en la hierba boca arriba, una anciana lo devuelve a la vida para narrarle una historia. El film de Jahan cuenta con una fotografía en blanco y negro que retrotrae a un pasado lejano y a un sueño cercano. Optando por el misterio y la narración alterna, el cineasta basa su historia en un suceso aislado para llevarnos a terrenos más legendarios mediante la poesía. La princesa Joymoti, personaje real que sucumbió a fuertes torturas sin traicionar nunca a su esposo, que estaba exiliado en algún lugar de la India, es el eje principal sobre el que gira todo el film, aunque solamente aparezca en el tramo final como un recuerdo vívido y triste.

Mediante la transmisión oral, bien sea por cartelas, por las noticias de la radio o por la palabra hablada, se nos cuentan una serie de historias que, unidas, llevan hasta Joymoti y Jyoti, la pareja de enamorados que está condenad a separarse eternamente. El cuento de la anciana hace retrotraernos hacia un pasado en el que su marido, otro soldado que nunca regresó, cuenta otra historia —interpretada por otros soldados que visitaron a su mujer, en su lugar— al tiempo que susurra diferentes claves para situarnos en un marco espacio-temporal. La imagen neblinosa y los delicados solapados, por su parte, mantienen un ambiente soñado hasta que los enamorados retoman su camino y llevan a cabo el acto de suicidio que los separa definitivamente.

Los datos históricos propiciados al principio del film dan unas pautas importantes a la hora de seguir la narración y nos guían por las corrientes del viento cambiante para acabar llegando a una conclusión tan cruda como bella. Jyoti es nada menos que Jyoti Prasad Agarwala, director de la primera adaptación de la historia de la princesa Joymoti en 1935. Mehdi Jahan aúna al hombre que dio vida a la mujer del siglo XVII con la misma, al mismo tiempo que hace hincapié en la Guerra sino-india como la fatal tragedia que fue y para añadir algo más de complejidad a su obra, lo hace mediante la claridad de una fábula con toques poéticos y oníricos. Casi treinta minutos dignos de verse más de una vez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s