Atmospheric Pressure

Peter Treherne (2019)

De noche, en una granja del Reino Unido, unas vacas mugen entre las sombras del espacio cerrado y el más allá de la de la puerta, dónde una tenue luz blanquecina brilla. Son animales-silueta, pues sus rasgos no se distinguen debido a una fotografía hermética. A medida que se acercan a cámara, sus formas se mezclan y surge una amalgama informe en constante movimiento. Por supuesto, no nos encontramos ante el principio de la obra Sátántangó, aunque el inicio parezca asemejarse. Peter Treherne huye del realismo formal propio del cineasta húngaro para acomodar sus imágenes a postulados diferentes en cuanto a la forma, pero quizá no en cuanto al fondo. En la granja, que es una granja lechera donde se aprecia el trabajo de las máquinas de ordeñado de forma metódica y minuciosa, las formas toman la delantera a la palabra y los objetos representados rehúyen un significado y hasta un tiempo concreto. La presencia de la noche y las vacas priman ante una interpretación subjetiva. Todo deviene presencia. Atmospheric Pressure puede tener algo que ver con la obra de Béla Tarr en un sentido meramente apreciativo, pero solamente en el primero de sus planos. Después opta por tomar senderos muy distantes.

Una tormenta perfecta es descrita mediante imágenes reales que actúan como páginas de un libro. Esas imágenes devienen estrato y fotografía, confundiéndose con la imagen cinematográfica de no producirse el acto de “pasar la hoja”. Existe un juego interesante entre la imagen plasmada y la imagen en movimiento al tratar las fotografías del libro como si fuesen planos de cine. El libro es un cuaderno de bitácora en el que el protagonista, un chico del que solamente vemos la silueta al igual que sucedía con las vacas, apunta los datos que recoge al medir los cambios en la atmósfera de los alrededores. Como si de un documento se tratase, el chico se nos proyecta como una persona que viaja de aquí para allá, dibujando un círculo, midiendo la presión y los cambios en el ambiente. Queriendo predecir y si es posible, presenciar, el evento que su libro menciona como un acontecimiento sin igual: Debido a una bajada brutal de las temperaturas, el verano desapareció en cuestión de minutos.

Entre caminos y bosques, él y su soledad vagan en busca de un ideal, un motivo mítico que puede dar un vuelco a su vida, a su existencia. En el abrigo de la noche, el silencio lo acompaña entre el viento y la lluvia, apartándose paulatinamente del eje narrativo —si es que alguna vez está realmente en el centro—. El paisaje deviene protagonista y el hombre es el secundario que está supeditado a él. El chico, quien parece no estar ahí, pues se confunde a menudo con las sombras del espacio, vive camuflado en el paisaje mientras observa y mide sus características. Recoge los datos sin pensar en otra cosa, deambula tranquilo por los caminos grises, dónde ningún alma alcanza a la vista. Siempre solo.

La película de Treherne contribuye a crear una nueva mirada dentro del cine contemporáneo que empieza a dislocarse en pequeñas dosis entre lo que es y lo que debería ser. Su uso del tiempo, como el de tantos otros cineastas europeos, es crucial para el devenir de los hechos. Los planos fijos de larga duración tejen una red de vivencias, haciendo partícipe al espectador del tiempo acontecido. Por otra parte, se decanta por un uso de la repetición y un sentido circular muy en la línea del ya mencionado Béla Tarr, pero desechando el sentimiento de comunidad y el desespero que posee el húngaro. Treherne filma lo real para hacerlo suprareal y no “más real”, para llevarlo a una esfera divergente y ampliar el espectro visible. Su espectralidad y sequedad remiten a una oscuridad “llena” y no “vacía” como la de Tarr —vacía en sentido de despojamiento de un futuro, de desesperanza—. Así pues, consagra mediante ella un retroceso al origen de su propia cinta, aludiendo quizá —y aquí surge el pecado de interpretar— a un fracaso en esa búsqueda fantástica, no sin antes regenerar la idea de que aún queda misterio en este mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s